8 may. 2010

If we kid




Revista: Wendy&Rita
Fotógrafa: Mary

Que terrible puede llegar a ser cuando un helado se te derrite en las manos y mancha todo cuanto toca, dejando un regusto a patetismo tan amargo como la piel de una almendra de leche. Entonces es cuando decido finalmente gritarle al cielo cuan desdichado soy por haberlo desperdiciado. Corro. Y aunque llueve, ni siquiera las gotas son capaces de atraparme. Soy más veloz que ellas! Más veloz incluso que la luz! Y entonces desaparezco...
Corro, pienso y luego vuelo. Y me siento tan feliz que decido comprarme otro helado, pero esta vez, el doble de grande!

Meow!

15 comentarios:

  1. Si te compras un helado el doble de grande tendrás que comerlo el doble de rápido o sino, manchará el doble. Lo que está claro es que nada dura para siempre!

    Bueno Davidd, te sigo, saludete

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el texto, me a hecho reír.

    ResponderEliminar
  3. so in love with the second one

    <3

    esta semana bajo a Tarragona a ver a Sandra y Luis

    ResponderEliminar
  4. Las fotos son increibles! Y el texto divertido y triste a la vez, me ha entrado ganas de helado!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que positivo! Me alegro por ti!

    Cuidate =)

    ResponderEliminar
  6. actualiza mas guappoo!

    ResponderEliminar
  7. me gusto mucho tu blog y tus fotos!
    te sigo...
    saludos desde argentina
    Maru

    ResponderEliminar
  8. ¡¡vey nicely blog!!
    i'm in love of youu
    xoxo

    ResponderEliminar
  9. vengo del blog de Aida... flipo con el tuyo.
    en serio, no te apasionará el ser modelo pero que coño! eres bueno!

    ResponderEliminar
  10. me han dado ganas de helado jajaja
    opino lo mismo que Mai, las fotos son espectaculares ;)

    ResponderEliminar